El “Mark VI”, la leyenda

“Mark VI” obtuvo su nombre de su posición como el sexto modelo desde la producción del primer saxofón en 1922. La inscripción “Mark VI” puede ser encontrado en muchos lugares del saxofón, usualmente en el anillo, así como en la campana y en el cuerpo del instrumento. “Mark VI” celebró su 77º aniversario de su Medalla de Oro ganada en 1940 en la exhibición de Saint-Louis en Missouri. Desde 1951, Marcele Mule se dedicó apasionadamente a la creación y desarrollo del nuevo saxofón de Selmer.

La producción del “Mark VI”, una verdadero instrumento legendario, continuó por más de veinte años. Fue distinguido notablemente por un nuevo diseño de la espátula de octava y a en el descanso de plástico del pulgar izquierdo -y derecho-. Comparado con el “Balanced Action”, el regreso de un calibre más pequeño significó un mejoramiento en la flexibilidad de tocar preservando una buena proyección. La flexibilidad del instrumento incrementó rápidamente su popularidad entre todos los saxofonistas, cualquiera que fuera su estilo. El mecanismo liberó una comodidad excepcional removiendo muchas restricciones al tocar. En el nuevo tudel se encontraba grabada la “S” de Selmer en un fondo azúl. Por primera vez, el “Mark VI” fue equipado con la opción de una llave de octava de ventilación extra, conocida como la llave de harmónicos, que facilitaba los silbidos en los graves. Una limitada producción del alto apareció también bajo la etiqueta “Mark VI”, el cual tuvo fans como Ornette Colleman.

Inspirados en el modelo Mark VI de 1954, los saxofones Selmer Reference 54 integran las características acústicas legendarias de Mark VI con un innovador trabajo de llave moderno y entonación estable. Conócelos en alto y tenor.

John Coltrane (1926-1967)

Tenor

Tenía solo trece años cuando descubrió el saxofón alto. En 194 se unió a los Health Brothers y se hizo parte de de la Apollo Harlem orchestra. Pero fue hasta a1949 que tomó el rol de saxofón tenor en la Dizzy Gillespie’s Big Band. En 1995, Miles Davis lo introdujo a su quinteto, junto con Red Garland, Paul Chambers y Philly Joe Jones. En 1957, se unió a Thelonious Monk, y en 1960, creó su cuarteto con el que fue extensamente conocido en los Estados Unidos, Euripa y Japón. Indudablemente, John Coltrane revolucionó la historia del jazz tanto como el del saxofón. La riqueza de su sonido permanece como una referencia estándar hoy en día.

Lee Konitz (nacido en 1927) 

Alto

A los 16 años, Lee Konitz ya estaba tocando el sax alto con Jerry Wald. En Nueva York, Miles Davis’ Tuba Band le dieron la bienvenida. mientras que con Lennie Tristano, él grabó Intuition. Durante su retorno al continente Americano después de estar en Europa, realizó nuievas grabaciones con Warne Marsh, él mismo un discípulo de Tristano. De nuevo fue a Europa en 1956, un período durante el cuál grabó con Gerry Milligan y Gil Evans. Su fortaleza musical fue el dueto como es evidente en el número de grabaciones hechas con Joe Henderson, Richie Kamuca, Jim Hall, Ray Nance y Elvin Jones. En 1983, rindió homenaje a Gil Evans en el Festival de Jazz de Nueva York. A pesar de sus más de 80 años, su energética presencia es aún parte de la escena internacional.

Stan Getz (1927-1991) 

Tenor

Antes de que conociera el saxofón, los primeros instrumento de Stan Getz fueron el contrabajo y el fagot. A finales de 1947, se unió a la orquesta de Woody Herman y fue en 1948 que creó su histórica improvisación en Early Autumn. Para el inicio de los 50’s sus actividades eran extensas; durante los cuales tocó en Scandinavia, trabajó con los estudios NBC en Nueva York y participó de los famosos tours JATP (Jazz At The Philharmonic). De 1957 a 1958, tocó de nuevo en los JATP y grabó con algunos de los más grandes nombre en el jazz, incluyendo Dizzie Gillespie, Herb Elis, Oscar Peterson, J.J. Johnson, Gerry Mulligan y Chet Baker. Apodado “The Sound”, su personalidad y maestría del instrumento le permitió atravesar varios estilos, siempre conservando su sonido personal.

Sony Rollins (nacido en 1930) 

Tenor

Desde 1947, Sonny Rollins toca el tenor en varios ritmos y grupos de blues. A la edad de 19 años, estuvo tocando junto con Art Blakey, Bud Powell y Tadd Dameron. Poco después, en 1051, tocó con Miles Davis, Fats Navarro y J.J. Johnson. En 1953, se unió al quinteto de Thelonious Monk. En sus grabaciones Tenor Madness con Coltrane en 1956 y Saxophone Colossus (1958), afirmó su madurez musical. Después de un periodo de de duda, durante el cuál detuvo su actividad, lanzó una nueva grabación en 1961, The Bridge, el cual marcó su retorno a una serenidad distinta. Después de eso, tocó en una diversidad de grupos mientras intentaba preservar su tradición de bob. Hoy en día, continúa mostrando su energía durante sus conciertos en la escena internacional. Su concepción de sonido ha marcado por siempre la historia del saxofón.

Visita nuestra tienda en línea y entérate de lo nuevo de Selmer París.

Artículo tomado de Saxophones, te esentials. Editorial work: Yves Guilloux and Selmer Paris – Iconography: Selmer archives. © éditions selmer 2006

Traducción: María José Chi